En defensa de la educación pública: llamamiento a los sindicatos

Estándar

¿No es un sindicato “una asociación de trabajadores constituida para la defensa y promoción de intereses profesionales, económicos o sociales de sus miembros”? (Teóricamente, sí).
Los profesionales de la educación vemos en serio peligro las bases sobre las que se sustenta nuestro sistema educativo. Por primera vez, desde la  tan nombrada y casi mítica movilización del 88, nos encontramos unidos en una causa común: la defensa de un modelo de educación que nos ha costado mucho forjar. Lo hemos hecho recibiendo en nuestros centros el Primer Ciclo de la ESO; asumiendo  la educación obligatoria hasta los dieciséis años, con el consiguiente porcentaje de fracaso escolar; e integrando al alumnado inmigrante en nuestras aulas, realidad desconocida para los centros concertados y privados. Sólo nosotros sabemos la labor que hemos realizado estos años, a pesar de los cambios de gobierno, las leyes educativas y la utilización de la educación como arma electoral. Hemos salido a flote gracias a  la capacidad de trabajo y compromiso del profesorado.
Como reconocimiento a esta la labor realizada, nos encontramos con unas Instrucciones de comienzo de curso, dictadas por la Presidenta de la Comunidad de Madrid (Esperanza Aguirre) y la Consejera de Educación (Lucía Figar), que hacen zozobrar todo lo conseguido hasta ahora; que nadie se engañe, las horas que trabaja un profesor no caben en los horarios.
Las movilizaciones y huelgas de estos tres días (20, 21 y 22 de septiembre)  vienen precedidas por la capacidad de organización en asambleas por parte del profesorado en los distintos centros educativos y localidades; experiencia, para muchos de nosotros, desconocida,  integradora y gratificante. Hemos aprendido a reunirnos, a escucharnos, a llegar a acuerdos, a tomar decisiones, y a llevarlas a cabo entre todos. La coordinación general se ha realizado a través de la Asamblea de Madrid, en la que “participan” profesores y sindicatos, lo que exige un respeto absoluto por las decisiones allí tomadas.  Esto ha llevado a que el seguimiento  haya sido masivo, superando el 70% de profesorado en huelga activa (estamos muy orgullosos del 87% de nuestro centro)

Han sido múltiples las actividades que se han realizado estos días con la participación de alumnos y padres (reuniones informativas, movilizaciones en los barrios y localidades, encierros, elaboración de pancartas, concentraciones,…) mostrando que  es un problema de toda la comunidad educativa y que va más allá de los intereses laborales de los profesores.
Esto ha  sido posible porque nos ampara la legalidad de los sindicatos, que no han conseguido la unidad que sí existe entre el profesorado.  Algunos han respetado  lo decidido en las asambleas: CGT, STEM, Solidaridad Obrera y CNT- ; otros,  como UGT, han dado prioridad a las negociaciones intersindicales; ANPE y CSIF han obviado lo acordado en la Asamblea del día 8 de septiembre, y por último CCOO que, a pesar de haberse unido a la convocatoria del 22, lo ha hecho tarde, creando una gran confusión.
Después de estos tres días es necesaria una reunión, tal y como se había acordado, para valorar lo sucedido y tomar decisiones para la semana que viene. Las asambleas de las localidades ya estamos funcionando pero no los sindicatos, que siguen mostrándose reacios a escuchar al profesorado. Esta lucha por la enseñanza pública  no puede pararse ni posponerse por una cuestión de engranaje, negociación, o como quieran llamarlo, sindicalista. Las asambleas de profesores exigen una reunión urgente con los sindicatos para comunicar el sentir de  nuestros centros, para llevar a cabo la toma de decisiones y que estas sean llevadas a la práctica. La respuesta del profesorado lo merece, si realmente nuestros sindicatos defienden nuestros intereses profesionales, económicos y sociales; precisando, los intereses de toda la comunidad educativa.

¿Alguien recuerda si ha existido otra ocasión más propicia en la que la diversidad del profesorado haya conseguido unirse en un objetivo común? ¿Son conscientes de ello nuestros sindicatos?, de momento parece que no completamente  lo cual produce confusión entre los trabajadores y produce desmovilización.
¡Adelante! La ocasión lo merece. Éste es también el momento de que todos, trabajadores, sindicatos, …,  estemos a la altura de las circunstancias, nos jugamos mucho.

Profesores en Defensa de la Escuela Pública del IES Ítaca (Alcorcón)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s